Brujería, trabajo con plantas y magia natural. Enciclopedia pagana y mágica. Trayendo magia a Internet desde 2007.
Este blog está compuesto de información para el aprendiz y el que quiere saber, no se hacen trabajos mágicos ni terapéuticos.

viernes, 17 de agosto de 2012

¿Para que sirve el polvo de ladrillo rojo en Hoodoo? ¿Cómo confeccionarlo?

Ya sabéis que me encanta todo lo que tenga que ver con el Hudú o Hoodoo, es un sistema mágico de lo más útil, y ayer, a raíz de la reseña que hice sobre la película La llave del mal en otro de mis blogs, tuve una conversación con un amigo donde nos interesamos ambos por el polvo de ladrillo rojo, que es un ingrediente protector tradicional dentro del vudú y el hudú. Así que tras mis investigaciones, os dejo aquí una entrada que he preparado para que aprendáis que es el polvo de ladrillo rojo y cómo podéis confeccionarlo. 


En hudú o hoodoo (en inglés) se realizan gran cantidad de polvos mágicos para diferentes usos, algunos son muy elaborados, pero otros son más sencillos, como es el caso del polvo de ladrillo rojo, polvo de ladrillo, enrojecedor (reddening) o "Polvo rojo".

La finalidad del polvo de ladrillo rojo es protegerse de los enemigos, las personas malvadas o las malas energías que pudieran entrar en el hogar, por ello, se usa como barrera en puertas o ventanas de las casas. 



¿Por qué precisamente polvo de ladrillo rojo?

Se dice que la primera ceremonia de vudú en Nueva Orleans tuvo lugar en una fabrica de ladrillos, tras varios acontecimientos en la fabrica, como redadas policiales, los criollos empezaron a lavar las fachadas de sus casa con polvo de ladrillo evitar las maldiciones. Es fácil que llegaran a esta conclusión, ya que desde la prehistoria los pueblos africanos usaban arcilla roja u ocre rojo para fines sagrados.


¿Cómo podemos confeccionar polvo de ladrillo rojo?

En los lugares donde lo venden, advierten que se hace con ladrillos antiguos, de casas que se construyeron hace 200 o 300 años, tiene lógica, ya que los ladrillos que se fabrican actualmente son de otra clase, este polvo se hace con ladrillos rojos macizos, que además, son mucho más fáciles de deshacer, que los ladrillos huecos y muy duros actuales. En España, o encuentras adobes viejos y los deshaces, o sino los ladrillos más parecidos son los ladrillos refractarios que se usan en las chimeneas (olé yo, que tengo un padre constructor y me aconseja sobre estos asuntos), son ladrillos rojos macizos que no están huecos, como los que usan en América. Para ello tendrías que partir un ladrillo con un martillo y ahora puedes hacer dos cosas, o ir machacando y reduciendo a polvo con el martillo los trozos pequeños, o directamente ir raspando la parte central del ladrillo con por ejemplo una escofina de grano gordo (es una lima de hierro). 

A continuación lo lógico sería consagrarlo a los cuatro elementos para que nos ayude a protegernos de todo mal y a mantener a los enemigos y malas energías alejados del hogar. Después ya podríamos meterlo en un tarro y guardarlos hasta que lo vayamos a usar.


¿Cómo usar el polvo de ladrillo rojo?

Para la protección se hace una línea como barrera en puertas y ventanas, y se supone que así los enemigos, personas malas y las energías negativas no pueden pasar.  Para atraer el dinero se mezcla polvo de ladrillo rojo, canela, azúcar moreno, agua, y se frota la puerta de la casa por dentro para obtener instantáneamente el dinero. Para proteger también se añade al agua de fregar una casa o local de un negocio. Se puede añadir a los saquitos de protección (mojo, juju, quanga) y alejar enemigos, y a otros preparados por el estilo, como velas de hierbas. 

Espero que esta entrada os haya servido y os haya interesado.
Es un texto original de Dandelion, La bruja verde, todos los derechos reservados.

2 comentarios:

Raiza dijo...

ultimamente se escucha mucho hablar de esto, del hoodoo, creo qu eesta un poco de moda, no se mucho, pero me interesa, gracias por la entrada, esta muy bien

Naomi Trix dijo...

No lo conocia, pero es una historia interesante, las cosas que inventa la gente para protegerse del mal.