miércoles, 29 de octubre de 2014

El poder y la sabiduría




Esto son reflexiones muy personales. La mayoría de personas que llegan a la brujería es porque buscan poder, quieren impresionar o castigar a los demás con ese poder, quieren vengarse, o quieren aprender a defenderse de los que les hagan un mal, y en el fondo todo es por el poder, el meollo de la cuestión es la búsqueda de poder. Pero es un error…


Todo aquel, da igual la edad que tenga, que venga a buscar el poder, que venga a demostrar el poder que puede obtener y lo maravilloso y grandioso que puede llegar a ser con la brujería, es solo un bebé en pañales.

Pienso sinceramente que el objetivo de este viaje en realidad es la búsqueda de la sabiduría y la verdad, y a cada paso que das, vas aprendiendo más, y tu alma, tu yo, se va perfeccionando. Y todo lo demás no importa, todas esas tonterías, todo el daño absurdo que te hagan, las palabras ofensivas que te digan, las envidias…. Todo eso se lo llevará el viento, son pamplinas físicas, tonterías del mundo físico. El objetivo es aprender cada vez más y perfeccionarte, ser cada vez mejor.

Y lo paradójico de todo esto, es que cuando te hayas perfeccionado tanto algún día, pienso que para eso no basta una sola vida, entonces tendrás, mucho, mucho, mucho poder, y sabrás hacer todas esas cosas que deseabas antiguamente para vengarte de los malvados y para impresionar, pero ya no lo usarás, porque lo usarás para cosas buenas y útiles, para cosas importantes, para ayudar…

No hay atajos, no hay rituales que te puedas inventar para recibir iniciaciones extraordinarias, o para recibir un poder super-maravilloso con 13 años, solo es importante la paciencia que debes tener, para ir paso por paso, el esfuerzo que debes hacer para aprender todo eso, la constancia para seguir buscando. No hay atajos, no vale que te quites de en medio todo lo natural por ejemplo, como hace mucha gente diciendo que las hierbas y la parte natural le importan tres pepinos, porque lo que le importa es el poder. Pero es que una de las cosas que tienes que aprender, es que en este lugar físico donde estamos, en este planeta tierra, cualquier hoja de cualquier árbol tiene tanto valor como tú, tienes que aprender sobre tu entorno, y tienes que aprender a respetar y a conocer, aunque sea una simple hierba que esté al lado de tus pies.

Así que paciencia, solo aprende, y no inventes historias de superlinajes, ni nada que acabará cayendo por su propio peso. Solo intenta avanzar en este camino, con constancia, paciencia y valor.


Nota sobre las imágenes: ¿porqué he escogido las imágenes de Gandalf y Merlín? Cuando he tenido que buscar unas imágenes, me han venido a la cabeza Gandalf y Merlín, porque pienso que esos dos personajes encarnan lo que quiero explicar, toda una vida de aprendizaje y con lo que han aprendido no van por ahí maldiciendo a la gente ni haciendo cosas tontas, aunque sean ficticios, encarnan lo que quiero decir.
Además, mi actor favorito es Ian Mckellen, y también me encanta Colin Morgan en Merlín.

1 comentario:

María dijo...

Qué razón tienes.
Sabios consejos has dado, pero a esa corta edad impera el ego y nos son conscientes de que al emplear la venganza están cayendo en un círculo vicioso que solo les traerá más dolor y confusión.
Ante un problema se encienden y carecen de paciencia para esperar a saber qué es lo que han de aprender... Supongo que el verdadero brujo, el mago, recorrerá su camino observando sus actos y dominando sus impulsos, ennobleciendo su corazón, sin juzgar...Esta templanza creo que la da el tiempo y si en el transcurrir del camino te das cuenta de que eres igual a ese brote de hierba, hallarás paz y lo que pidas se dará si nace del bien absoluto... Sin necesidad de nada más.
Recibe un fuerte abrazo.