jueves, 16 de octubre de 2014

¿Honrar a los espíritus de la naturaleza con productos químicos?


Quería dar mi opinión sobre un tema que veo a menudo y que no entiendo, se trata de los paganos que “honran a los espíritus de la naturaleza con productos químicos”. Es decir, con productos elaborados industrialmente y cuya composición es bastante química y dañina tanto para nuestro organismo como para la naturaleza.

A la mejor pensaréis que me estoy volviendo un poco purista paganamente hablando, pero me considero una persona muy lógica, aunque algunos no piensen que mis creencias por ser pagana son lógicas, pero dentro de ellas suelo pensar con lógica.

Por ello pienso que si los productos químicos que añadimos a nuestros alimentos, para abaratarlos y fabricarlos como churros y vender más a un precio menor nos hacen daño, hacen que enfermemos, y que las nuevas generaciones tengan más defectos de salud cada vez y sean más débiles; además de que los químicos destruyen el medio ambiente, esa naturaleza que honramos, esa naturaleza donde están esos espíritus que vamos a honrar; ¿por qué honrar a un espíritu de la naturaleza con un caramelo químico? ¿o por qué honrarlos con otros dulces químicos? ¿por qué honrar a esos espíritus que tanto adoramos con cosas que destruyen lo que ellos aman?

Pienso que este es un buen momento para hablar de ello, porque aún estamos en época de cosecha, hay muchos sitios donde venden productos verdaderamente naturales. Puestos en plazas rurales con frutos secos, quesos, frutas, calabazas, miel, todo natural. Algunos puede que conozcáis a personas que tengan un pequeño huerto, o incluso un familiar o vosotros mismos. Pienso que es más adecuado, si queréis dejar cosas dulces o golosinas, honrarlos con una fruta como una mandarina, o con miel natural, en medio de un bosque, dejar una mandarina, completamente natural y dulce, es un regalo buenísimo.

No debemos ir a lo fácil, eso es lo que nos pasa siempre, vamos a lo fácil, casi siempre. Y por eso no estamos a la altura de lo que hacían nuestros antepasados.

2 comentarios:

Tiquicia Vargas dijo...

Aveces no se trata de lo más fácil, sino de lo único. Piensa por un momento en una persona que trabaja en la ciudad, sin acceso a lugares rurales donde conseguir esos productos 100% naturales; solo queda el supermercado y sus productos orgánicos, que no siempre son realmente organicos. Muchas veces es la única manera.

Stefan Guerra Diaz dijo...

Hay cuanta razón tienes, yo a los espíritus siempre les pongo, agua de manantial, pan, incienso natural, leche y una infusión de tila con un chorrito de wiskyy. Te entiendo tan bien. Es que muchas veces ni yo mismo me paro a pensar cuando voy por el campo y esta todo tan sucio de botellas, bolsas y cosas así el preguntarme que sentirán los espíritus de aquel lugar cuando ven su hogar destrozado. Un saludoo!!