Este blog está compuesto de información para el aprendiz y el que quiere saber, no se hacen trabajos mágicos ni terapéuticos, tampoco se hacen tiradas de tarot.

Brujería Tradicional



Este me parece un tema interesante a tratar ya que veo que muchos de vosotros me decís “me gusta la Brujería del Cerco” y por tanto deberíais conocer que es también la Brujería Tradicional, ya que la Brujería del Cerco es una especie de rama de la Brujería Tradicional. Por otra parte, llevo tanto tiempo sin escribir que he querido compartir esta información para que sepáis que mi modo de trabajar desde que dejé Wicca a finales de 2010 está enfocado tanto a la brujería tradicional (práctica personal) como al chamanismo en general.



La brujería tradicional es un tipo de brujería iniciada e impulsada por Robert Cochrane, Joe Wilson, Evan John Jones, Andrew Chumbley, Mike Howard, Nigel Jackson y Robin Artinsson, todos estos son brujos, expertos y/o escritores de Brujería Tradicional que llevan muchos años dando a conocer en qué consiste. Curiosamente estos hombres iniciaron este tipo de brujería basado en una forma de brujería más antigua, porque no estaban de acuerdo con las creencias y los ritos de Wicca, y digo que es curioso, porque me consta que muchos lectores han dejado Wicca para seguir la Brujería Tradicional, en concreto Brujería del Cerco por ejemplo, porque Wicca no les satisfacía.



La intención de estos brujos fue apartarse de la magia ceremonial y de otras adquisiciones del ocultismo o la New Age que incluye Wicca, para investigar y acercarse a los caminos antiguos de la brujería en Europa y usar todo eso en la práctica. Y digo en Europa porque gran parte del material que encontramos es sobre tradiciones europeas, basándose en dioses celtas o germánicos, aunque también se consideran Brujería Tradicional otras ramas culturalmente distintas.



Podemos hablar a rasgos muy generales de en qué consiste la práctica de la Brujería Tradicional, haciendo alusión a las similitudes, ya que hay muchas tradiciones distintas, que pueden diferir en prácticas e incluso ciertas creencias culturales, debido a que se da mucha importancia a la práctica individual o de un grupo reducido de una zona o comunidad, y debido a que pueden incluirse en la categoría de Brujería Tradicional a tradiciones de distintas partes del mundo.





¿Qué tradiciones se consideran Brujería Tradicional?



Hay cuatro grupos de tradiciones distintas:



Tradiciones específicas: Clan Tubal Caín, 1734, Cultus Sabbati, Anderson Feri.



Según la cultura: spaecrafte, seidr, brujería latinoamericana, streghoneria.



Según la práctica: brujería del cerco, brujería verde, brujería de cocina.



Tradiciones personales o individuales: es el propio individuo el que define la práctica, creencias y dioses concretos.





Rasgos comunes principales de las tradiciones de Brujería Tradicional



Se da mucha importancia al estudio e investigación del folclore local y se basa en él la práctica.



Se da gran importancia también al trabajo personal, tradición individual o grupal de una zona o comunidad, cada tradición crea su propio sistema de trabajo.



No suele haber una estructura jerárquica, grados o figuras de autoridad. En el caso de que haya líderes su importancia o posición radica en su sabiduría y en los años de experiencia que tiene. En cuanto a las iniciaciones, no las hay, se considera que ese tipo de experiencias no son otorgadas por humanos, sino que los espíritus nos hacen pasar por ellas a nivel personal a lo largo de la vida, nos transforman y si sabemos superar estos trances saldremos mejorados.



El aprendizaje es lento y largo, toda una vida de aprendizaje.



No se consideran neo-paganos ni de una religión concreta, esto puede ser independiente de la práctica de la Brujería Tradicional.



Su práctica no está contaminada con nada ocultista, New Age, ni de magia ceremonial, se basa en prácticas y creencias anteriores.



Se trabaja con espíritus desencarnados, guías, dioses, ancestros y espíritus de la naturaleza. No se les somete, se les considera amigos y se les trata con respeto.



El trabajo en el más allá, o “el otro lado de la cerca” es muy importante, llegando para algunos a reconocerse como un rasgo principal de esta práctica, o la tarea más importante, el cruzar al otro lado con distintos propósitos. Los espíritus pueden ayudarnos en nuestro trabajo mágico, de curación, para conseguir o alejar algo, y sobre todo en la búsqueda del conocimiento y la guía en nuestro camino. Dependiendo de la cultura, el viaje al otro lado puede hacerse de distintas formas: tipo viaje astral, cruzando el cerco, mediante técnicas chamánicas, pathworking, etc.



Los rituales y hechizos son sencillos y espontáneos, no ceremoniales ni estructurados. Suele usarse la magia popular o baja magia.



No tienen leyes o códigos éticos, sino que se asume que el individuo debe ser responsable de sus acciones. También es importante recalcar que los brujos tradicionales no tienen ningún problema en proteger o combatir un ataque mágico, luchar contra alguien que está haciendo daño a los seres queridos o a la comunidad, hacer justicia, es decir, protegerán al inocente con su magia, pueden ser como la naturaleza dulces o crueles. Hay un tiempo y un lugar para ser buenos y ser implacables, así es la ley de la vida y de la supervivencia.



No existe el concepto del karma ni de la retribución, pero si el concepto del destino como algo importante.



Son panteístas, creen que la divinidad está en todas las cosas que les rodean, en las piedras, los árboles, la tierra, etc.



Son politeístas, creyendo en los dioses locales de la zona donde viven, e intentando rendirles culto de la forma más parecida a cómo se hacía en la antigüedad. Aunque algunas tradiciones dan gran importancia a un dios cornudo, y a una diosa oscura, por lo general no son biteistas sino que adoran a diversos dioses locales. Por supuesto, al no estar contaminada con conceptos de otras religiones, la Brujería Tradicional no admite que todos los dioses sean caras de un mismo diamante que simbolice a un dios único, “el uno”, “el dios superior”, eso no existe en Brujería tradicional.



En Europa hay quienes consideran a la Brujería Tradicional como la forma más cercana a lo que podríamos llamar el “chamanismo europeo” entendiéndolo como la forma más antigua de brujería del continente creencias y prácticas de corte chamánico (exceptuando a grupos que siguen practicando el chamanismo desde la antigüedad sin interrupción como los chamanes sami).



Por lo general no se usan círculos mágicos o escudos para proteger a los practicantes de un ritual, ya que no se considera que vayan a hacer prácticas peligrosas o de carácter negativo, ni que los practicantes tengan que protegerse. Pero en algunas tradiciones, cuando se van a hacer rituales realmente serios, puede trazarse algo parecido que se llama “compás”. Tampoco se llama a los cuartos o se invoca a las atalayas, y no se suele hacer trabajo elemental, aunque algunas tradiciones dan importancia al uso del fuego en sus rituales, ya sea en forma de hoguera o de una vela.



Las herramientas suelen ser sencillas, muchas deben ser hechas por el mismo brujo, y suelen ser herramientas que se pueden encontrar en las casas o en la naturaleza. Es muy común el uso de horcas de dos puntas, cuernos de beber, calderos, calaveras de animales, dagas, martillos, cuerdas, cuencos, escobas, espejos y piedras. No suele haber vestimenta especial.



Ya que los rituales son tan sencillos, y las formulas son conocidas pero pueden variar de unos a otros, no tienen un grimorio o libro de las sombras para la tradición, normalmente la tradición es más espontánea e incluso un poco oral. Antiguamente no se apuntaban este tipo de cosas por motivos o bien de seguridad, guardando todo en secreto, o bien porque los antiguos brujos eran analfabetos.



Las festividades más importantes son las Lunas Llenas, antiguamente llamadas Sabbats, aunque debido a la Wicca ahora se conozcan como “Sabbats” también. En contraposición a la Wicca, algunos brujos tradicionales tienen como fiestas secundarias la rueda del año, llamándolas solo “festivales”, que pueden variar dependiendo de la zona. Algunos no celebran ni solsticios ni equinoccios porque en muchas zonas no se celebraban antiguamente. Le dan más importancia a las Lunas Llenas ya que son “brujos” y las lunas son importantes para la práctica de la magia.



Algo que me parece realmente importante de la Brujería Tradicional y es que llevo años intentando hacer entender a muchos, es que no se pretende que el individuo sea solo luz y positivismo, se enseña que todos tenemos nuestras partes oscuras y claras, incluso se trabaja con esa parte oscura, para conocernos mejor y para encontrar un equilibrio. La brujería no puede ser únicamente lo bonito y lo bello, es como la naturaleza, puede ser hermosa y maravillosa, pero también puede destruir todo a su paso. Negar que todos tenemos una parte de oscuridad e intentar demostrar que solo somos luz es negar una parte de nuestro ser y de nuestra naturaleza y psicológicamente es nefasto.



Se intenta que el trabajo no sea exclusivamente de estudio, y que el brujo no sea un urbanita, sino que aprenda, conozca y sepa desenvolverse en la naturaleza, como en la antigüedad.



Como podréis ver, la Brujería Tradicional es muy diferente a formas de brujería modernas como la Wicca, se centra mucho más en el trabajo con los espíritus, el tránsito hacia el otro lado, el trabajo no solo con la luz sino también con la oscuridad personal, la práctica más que solo el estudio, el conocimiento de  la naturaleza y el hecho de interactuar con ella, el culto a los dioses y espíritus más antiguos, y por supuesto es una forma de brujería mucho más sencilla y natural.

Es un texto original de Dandelion.





Fuentes consultadas para escribir este artículo:









Wicca Spain, Wicca invención moderna y su fusión con el ocultismo (habla sobre la diferencia entre  Wicca y la Brujería tradicional):