martes, 27 de octubre de 2009

El mito de la diosa de la wicca gardneriana


Aquí os dejo un texto interesante e importante en la Wicca Gardneriana que fue publicado en el libro "The meaning of witchcraft", de Gerald Gardner, publicado en 1959.


Ahora Aradia nunca había amado, pero ella resolvería todos los misterios, aun el misterio de la muerte; y por lo tanto viajó a los países bajos.

Los guardias de los portales la desafiaron, “quítese sus vestidos, despójese de las joyas; porque nada puede traer a esta nuestra tierra”.
Por lo tanto ella se quitó sus vestidos y sus joyas y fue atada, como lo son todos los que entran a los dominios de la muerte. Tal era su belleza, que la misma muerte se arrodilló y besó sus pies, diciendo: “benditos sean tus pies que te han traído por estos caminos. Quédate conmigo, déjame colocar mi fría mano en tu corazón.”
Ella replicó: “yo no te amo”. ¿Por qué haces que todas las cosas que yo amo se marchiten y te deleitas con su muerte?
“Dama”, replicó la muerte, “es el destino, contra el cual yo soy impotente. El destino hace que todas las cosas estén en su lugar; pero cuando los hombres mueren yo les doy paz y descanso, y la fortaleza para que puedan retornar. Pero tú, encantadora dama, no regreses; habita conmigo”.
Pero ella respondió, “yo no te amo”.
Entonces la muerte dijo: “y si no recibes mi mano en tu corazón, debes recibir el azote de la muerte”.
Ella se arrodilló y dijo: “es el destino”; y la muerte la azotó y ella lloraba diciendo: “siento los tormentos del amor”.
Y la muerte le enseñó todos los misterios. Y se amaron y fueron uno, y le enseñó también toda la magia.
Hay tres grandes eventos en la vida de un hombre: amor, muerte y resurrección en un nuevo cuerpo; y la magia los controla a todos.
Para satisfacer el amor debes devolverlo y amar de nuevo al mismo tiempo y lugar a los seres queridos, y debes recordarlos y volverlos a amar. Pero para volver a nacer, tienes que morir, y estar listo para un nuevo cuerpo; y para morir tienes que nacer; y sin amor no puedes nacer. Y ahí está toda la magia”.