Este blog está compuesto de información para el aprendiz y el que quiere saber, no se hacen trabajos mágicos ni terapéuticos, tampoco se hacen tiradas de tarot.

jueves, 24 de junio de 2010

¿Qué son los chakras? ¿Cómo trabajar con ellos, limpiarlos, desbloquearlos y equilibrarlos?

Si os interesa tanto el trabajo con energías, como haceros limpiezas y equilibraros, es importante que aprendáis que son los chakras y como trabajar con ellos, y a eso nos vamos a dedicar hoy. La palabra proviene del sánscrito, y significa rueda o disco, este concepto procede de la cultura hindú, pero los buscadores espirituales de todo el mundo han aceptado la existencia de los chakras y trabajan con ellos, independientemente de su cultura o religión. La palabra "chakra" aparece por primera vez en los "Vedas", cuatro libros sagrados para los hindúes redactados antes del 2.500 c. C. Pero el origen es muy anterior en esta cultura, ya que el conocimiento se transmitía oralmente, y la fecha indicada solo es la del primer indicio de un texto donde aparecen. Los chakras son vórtices de energía giratoria, tienen que ver muchísimo con nuestra salud, tanto física, cómo mental, emocional y espiritual.

Tradicionalmente se representan como flores de loto, cada una de un color específico, aunque en realidad, cada persona las ve de una forma específica, para mí por ejemplo son bolas de energía coloreada que giran. Cada uno resuena a una frecuencia distinta, está relacionado con un órgano o glándula endocrina.

En nuestro cuerpo hay muchos chakras, aunque por lo general solemos trabajar con los siete chakras de los que hablaremos en esta entrada, más los de las palmas de las manos y plantas de los pies. Los siete chakras se encuentran incrustados en la columna vertebral (sushumna), desde el coxis hasta la coronilla. De esta manera son una especie de válvulas conectadas a un canal, por el que la energía universal vital puede fluir. A veces la energía no fluye bien porque uno o varios de los chakras se bloquea, debido a la escasa o excesiva energía que circula por ese chakra en concreto, lo que produce que todo el sistema se desequilibre, y aparezcan problemas físicos, emocionales, mentales o espirituales, depende del chakra afectado.

La idea de trabajar con los chakras parte de que para mantener nuestra salud equilibrada, no solo tenemos que trabajar la parte física, por ejemplo haciendo deporte y comiendo sano, sino que pensando de una manera "holística", también tenemos que atender a nuestra necesidades emocionales, intelectuales y espirituales. Cada chakra tiene que ver con aspectos distintos de nuestra vida o existencia, trabajar con todos y equilibrarlos, equilibrará nuestra salud y nuestro bienestar. Para ello no solo trabajamos sobre cada chakra, sino también incorporando a nuestra vida actividades que tienen que ver con cada uno de los aspectos que necesitamos atender: físico, emocional, mental y espiritual.



¿Por qué no podemos ver los chakras?

Tanto los chakras, como los cuerpos sutiles que componen el aura son campos de energía que vibran a un nivel tan alto, que ni el cerebro ni el ojo humano los pueden detectar. 


¿Dónde está situado cada chakra?

1º Chakra raíz: entre el ano y los genitales
2º Chakra sacro: abdomen inferior, entre el ombligo y los genitales.
3º Chakra del plexo solar: entre el ombligo y la base del esternon.
4º Chakra del corazón: en el centro del pecho
5º Chakra de la garganta: centrado en la base del cuello
6º Chakra del tercer ojo: por encima del entrecejo
7º Chakra de la corona: en la parte superior de la cabeza 



¿Por qué falla todo el sistema si un chakra se bloquea?

La energía universal, prana o chi, entra a través de los chakras, y forma nuestra aura, es como un sistema de riego, pero con energía, los chakras son válvulas y cada uno transforma la energía en algo que necesitamos, energía relacionada con amor, espiritualidad, vitalidad, comunicación, etc, si uno de los chakras se obstruye o está demasiado abierto, afecta al equilibrio y buen funcionamiento de todo el sistema, porque necesitamos que cada tipo de energía este en equilibrio, demasiada energía sexual por ejemplo podría traernos problemas, y demasiada poca también. 


¿Qué puede bloquear los chakras?

Hay situaciones en la vida que pueden bloquear los chakras, por ejemplo los traumas, grandes sustos, tragedias, disgustos.  También hay veces que cerramos un chakra para protegernos de una situación concreta de nuestra vida que nos está haciendo daño, pero cuando esa situación acaba, muchas veces permanece cerrado aún. 


¿Cómo podemos equilibrar los chakras?

Trabajar con los arquetipos: son modelos universales de la condición humana, podemos encontrarlos en los cuentos y mitos, nos permiten comprender partes de nosotros mismos, nuestras propias experiencias y elecciones, nos ayudan a aprender valores a través las decisiones que tomamos en el camino de nuestra vida. Para trabajar con cada arquetipo debemos comprender como influye cada uno en nuestra vida, para aprender y mejorar, para desarrollarnos mejor como personas. Debemos ver como están presentes esos arquetipos en nuestra persona, para poder trabajar con ellos, analizando nuestra vida en relación con cada arquetipo. Cada Chakra posee varios arquetipos, funcionales o disfuncionales con los que se pueden trabajar.

Arquetipos de cada Chakra: 

Chakra raíz: Madre Tierra (nutre, atiende y da amor incondicional, debes dar todo esto a tu niño interior para alimentar este arquetipo.) La víctima (es vulnerable, tiene muchas necesidades, no está enraizada a nada, piensa que no puede influenciar, realizar cambios o controlar situaciones.)
Chakra sacro: El soberano (no es el más afortunados, pero permite que las cosas buenas de la vida formen parte de experiencia, frente al desafío ve la oportunidad de crecimiento.) El mártir (se autocompadece, percibe que tiene una vida de sufrimiento y piensa que es lo que merece.)
Chakra del plexo solar: El guerrero espiritual (posee fuerza interior, piensa que su fuerza viene de la divinidad, se enfrenta a los desafíos y los supera.) El esclavo del trabajo (depende de la aprobación y el reconocimiento de los demás, ve en los demás el poder y cualidades que desearía tener, él los tiene, pero no los ve.)
Chakra del corazón: El amante (es dueño de sí mismo, se ama a sí mismo incondicionalmente y eso lo notan los demás, no necesitan a otros para mantenerse a flote, generosos, libres de espíritu, se ofrecen a los demás.) El ejecutante (es dependiente, busca el amor en el exterior, cree que sus heridas curarán si encuentra a alguien especial, tiene miedo a la traición, sabotea su propia felicidad.)
Chakra de la garganta: El comunicador (sabe que si los demás no le escuchan no es por su culpa, sino que el receptor no está preparado todavía para entender o atender lo que él tiene que decir.) El ser enmascarado (siempre está bromeando y riendo, pero se pone una mascara para no sentir su tragedia).
Chakra del tercer ojo: El psíquico (ha afinado sus habilidades psíquicas, vive de manera artística, más allá de una vida de libro, actúa y vive experiencias únicas). El racionalista (no confía en sus sentimientos, intuiciones y sabiduría interior, porque podrían riduculizarle, y todo esto lo aisla.)
Chakra de la corona: El gurú (vive una vida de éxito porque acepta que las limitaciones personales y la conciencia de todas las cosas son posibles.) El egocéntrico (tiene un rígido control de su vida, es materialista pero carece de los recursos interiores necesarios para obtener más de la vida.)


Poner altares: son algo físico y tangible en lo que concentrarnos, un punto focal de nuestro trabajo mental. Es un espacio sagrado construido por ti, para celebrar rituales y festividades, en este caso relacionado con el chakra en el que vayas a trabajar. 

Correspondencias para crear altares para trabajar con los chakras:

Chakra Raíz: objetos rojos o relacionados con la supervivencia y las necesidades físicas, objetos relacionados con el elemento tierra, incienso de cedro, mirra o pachulí, piedras: hematita, ojo de tigre, heliotropo, figuras de elefantes.
Chakra sacro: objetos naranjas o relacionados con el equilibrio emocional y la sexualidad, objetos del elemento agua, incienso de jazmín, rosa, sándalo, piedras: citrino, cornalina, topacio dorado, figuras: caimán con cola de pez.
Chakra del plexo solar: objetos amarillos o relacionados con el poder personal y la fuerza de voluntad, objetos relacionados con el elemento fuego, incienso de vetivert, ylang ylang, bergamota, piedras: aventurina, piedra solar, citrino, figuras de corderos.
Chakra del corazón: objetos verdes o rosas o relacionados con el amor y las relaciones, objetos relacionados con el elemento aire, incienso de rosa, bergamota, melisa, piedras: turmalina sandía, cuarzo rosa, esmeralda, figuras de gacelas.
Chakra de la garganta: objetos azules o relacionados con la comunicación y la autoexpresión, objetos relacionados con el éter, incienso de manzanilla, mirra, piedras: lapislázuli, turquesa, aguamarina, figuras de elefantes o toros.
Chakra del tercer ojo: objetos de color violeta o añil, o relacionados con la intuición y la sabiduría, objetos relacionados con la luz y la energía telepática, incienso de jacinto, violeta o geranio, piedras: amatista, fluorita, azurita.
Chakra de la corona: objetos de color blanco, transparente, dorado o violeta, o relacionados con la espiritualidad, objetos relacionados con el pensamiento o la energía cósmica, incienso de espliego, incienso o palorrosa, piedras: amatista, cuarzo claro, diamante.  

Ejercicio físico: en este caso nos centramos en las posturas de yoga, de Tai chi y en la meditación con mandalas, capaces no solo de beneficiar a cada chakra, sino de reducir la presión arterial, incrementar la capacidad pulmonar, aliviar el estrés y ayudar a prevenirlo, aliviar la artritis, el asma, la fatiga crónica y los problemas del corazón. En cuanto al yoga y el tai chi, por supuesto, es necesario conocerlos y saber las normas básicas para realizarlo.


Asanas de yoga y secuencias de Tai chi para cada chakra:

Chakra raíz: Setu bandasana



Chakra sacro: Supta baddha konasana


Apasana

Seguido de un ejercicio en el que estando de pie, balanceamos la pelvis de atrás adelante.

Chakra del plexo solar: Secuencias de Tai chi, pueden ser básicas o más elaboradas



Chakra del corazón: Shalabhasana (tiene dos movimientos)




Chakra de la garganta: Salamba sarvangasana

Es una postura difícil, invertida, os pongo dos imágenes, una para aprender, y otra ya para los más expertos.



Chakra del tercer ojo: meditar con mandalas

Este es un ejercicio de reiki, donde tendrás que mirar un mandala, e imaginar que un flujo de energía entra entre los huecos del mandala y llega a ti. Imagina como el flujo de energía va cambiando de color, hazlo con todos los colores del arcoiris.


 Chakra de la corona: Salamba sirsasana

Otra postura de yoga invertida, puede que las más difícil de todas, te dejo fotos de secuencias de como llegar a ella, de nuevo más fácil, y más difícil para los expertos. Por favor, si vas a hacer este asana, te recomiendo que busques a un yogui que te ayude, o que te empapes bien con vídeo tutoriales de youtube antes de lanzarte a ello.







Sanación con cristales: los chakras resuenan con frecuencias distintas que nosotros asociamos con colores en el plano físico, los cristales funcionan según el mismo principio, y su frecuencia sanadora es activada por el poder de la mente. Poniendo el cristal adecuado sobre el chakra que queremos tratar, estando tumbados, concentramos nuestra energía mental sobre el cristal visualizando que la energía vital universal fluye a través del cristal y con la intención de curar. Esta energía se amplifica debido a la estructura molecular única de los cristales naturales, y nos ayuda a estimular, equilibrar o relajar cada chakra. Para usar los cristales deberás limpiar sus energías y programarlos para curar o equilibrar el chakra donde los vas a usar.

Cristales para cada chakra: 

Chakra raíz: heliotropo, cuarzo ahumado, ágata marrón, ágata musgosa, ágata de fuego, hematita, ojo de tigre. Cristales rojos.

Chakra sacro: cuarzo citrino, cuarzo rutilado, topacio dorado, cornalina, adularia. Cristales naranjas.

Chakra del plexo solar: cuarzo citrino, piedra del sol, calcita, malaquita. Cristales amarillos.

Chakra del corazón: turmalina sandía, turmalina verde, turmalina rosa, cuarzo rosa, cuarzo verde, jade, aventurina, calcita verde. Cristales verdes o rosas.

Chakra de la garganta: turquesa, sodalita, lapislázuli, celestina, aguamarina. Cristales azules o celestes.

Chakra del tercer ojo: Calcita, fluorita morada, azurita, amatista. Cristales violetas.

Chakra de la corona: cristal de roca, cuarzo blanco, amatista, diamante herkimer, diamante. Cristales blancos o transparentes. 

Meditación y visualización creativa: Tanto la meditación tradicional, como las visualizaciones guiadas pueden ayudarnos muchísimo a equilibrar nuestros chakras. Se dice que la mente en tal estado de calma, si queremos, podríamos percibir que chakras están desequilibrados y necesitan que trabajemos en ellos. 

Desarrollo personal: intentar ser mejores personas, solucionar nuestros problemas, eliminar nuestros bloqueos o traumas, analizar lo que hacemos mal, buscar soluciones a nuestras carencias y patrones de comportamiento erróneos. También analizar todo lo bueno que hay en nosotros y dar gracias. Preguntarnos a nosotros mismos como podemos mejorar, qué estamos haciendo mal, etc. Hay ejercicios, desde simplemente sentarnos cada día a pensar y preguntarnos como podemos ser mejores y qué estamos haciendo mal y como lo solucionaríamos, hasta llevar un diario con el fin de obtener desarrollo personal.

Afirmaciones: las afirmaciones positivas nos ayudan a romper poco a poco las pautas de pensamiento negativas, y patológicas, vencer bloqueos, vencer la inactividad, nos ayuda a tomar el control de nuestras vidas, a tener más autoestima, a motivarnos, a darnos cuenta de lo que valemos. Si somos conscientes de que chakra falla, podemos repetir mentalmente a diario afirmaciones positivas que nos ayuden a vencer los bloqueos o problemas de la vida relacionados con ese chakra. 

Todo esto que te he dejado aquí son apuntes que tengo desde hace años, guardados en una carpeta, y que ahora he compartido contigo, espero que te hayan ayudado de verdad. Se puede aprender muchísimo más sobre los chakras, pero creo que esto es un punto de partida interesante. Cómo verás, aprenderás mucho más con la práctica, porque cuando lo hayas leído todo, podrás ponerte manos a la obra las siguientes semanas. También se muestra en esta entrada el estilo de vida que te ayudará a mantener tus chakras equilibrados, es decir: yoga, meditación, visualización creativa, cristaloterapia, afirmaciones, etc. Espero de verdad que os haya ayudado esta entrada, nos leemos en la próxima.
Es un texto de Dandelion, La bruja verde.

No hay comentarios: