sábado, 16 de junio de 2012

Bodach




Malicioso espíritu casero de las tierras altas escocesas. Tiene la forma de un viejo pequeño y arrugado que vive en la chimenea durante el día. Sobrevive cómodamente entre el humo y escucha atentamente a los niños revoltosos que no quieren irse a la cama.

Cuando todo está oscuro, el bodach se desliza chimenea abajo y pellizca al niño en los pies, las orejas y la nariz, le abre los párpados y le mira a los ojos aterrados para inflingirle horribles pesadillas.

Si la conducta del niño mejora, el bodach le dejará tranquilo, pero se  dice que si un niño astuto echa una pizca de sal al fuego, el bodach no podrá salir de su cubil.

Fuente: Enciclopedia de las cosas que nunca existieron, de Michael Page y Robert Ingpen.

1 comentario:

Hija de Hera dijo...

De este creo que sí había oído hablar algo! Gracias por la información. :)