lunes, 18 de agosto de 2014

Más responsabilidad y menos superstición



Aquí os dejo otra de mis reflexiones. A menudo veo gente que se obsesiona tremendamente con la idea de que alguien les ha lanzado una maldición o que están haciéndoles trabajos mágicos negativos para perjudicarles. Algunos vienen a mí a pedirme ayuda, y otros no saben nada de mi práctica y por los dioses, que no lo van a saber, porque a veces, por nuestra propia seguridad, es mejor no mezclarnos con personas que usarían esta información en contra de nosotros. 


Y estas personas de las que os hablaba, se obsesionan con que han sido malditos por el hecho de que hay sitios donde no les quieren o por que los rechazan, o porque no les salen las cosas como ellos quieren.

Y ahora os digo con calma, que cuando las cosas no van bien, hay que pararse y pensar en el porqué de que no funcionen, y no solo en la causa mágica o energética, sino en la causa cotidiana. Si bien es verdad que a veces os digo, por ejemplo, que a menudo somos nosotros los que creamos energía negativa a nuestro alrededor con nuestros pensamientos negativos, hacia una persona que nos ha hecho mal o nos ha enfadado, otras veces las razones no son energéticas.

Lo que quiero decir es que recibimos lo que damos, a veces una persona se porta muy mal con los demás, les grita, es gruñona, es maleducada, etc; y luego se pregunta “¿Me habrán echado algo de magia? Porque las cosas no me marchan bien.” Y en absoluto se da cuenta de que si trata mal a los demás, los demás le van a tratar mal, y no va a ser aceptada en muchos círculos o ambientes por este hecho y eso no tiene nada que ver con brujería, sino con hechos de la vida real.

En conclusión, lo que quiero explicaros es que nos tomemos las cosas con calma, y reflexionemos ante todo, porque puede que nadie te haya hecho brujería, sino que estés haciendo algo mal.

1 comentario:

SDLN dijo...

Y sí, no a todo hay que buscarle esa causa del destino o mágica. Las cosas con somo son, las relaciones y situaciones son como son pero porque nosotros las plantamos así, pero muchas veces del dicho al hecho hay mucho trecho y bueno, se va creando una burbuja negativa.

Besos precioso blog!