martes, 27 de octubre de 2009

Las shuvanis y la magia gitana


Hace tiempo, investigando sobre el trabajo y los libros de Raymond Buckland, mi autor favorito de Wicca y ocultismo, descubrí información sobre la magia gitana, él es en parte gitano, y ha escrito libros sobre ellos. Así descubrí la figura de la Shuvani, y me pareció tan interesante que hoy os la presento aquí.




Las sacerdotisas o brujas gitanas se llaman shuvanis, también se conocen como las Sabias. Y se cree que lo son de nacimiento al igual que se cree en algunos círculos de brujas. En la creencia gitana si una mujer nacía con algo diferente como un lunar podría indicar que la niña podía ser una shuvani. Si le ocurría algún acontecimiento traumático al padre o madre justo antes de que naciera. Por ejemplo si pasaba algún acontecimiento durante su gestación o lastimara algo a su madre en pleno embarazo la niña llevaba ese estigma y era considerada como una shuvani en potencia y durante su crecimiento era educada como tal por las ancianas shuvanis. La madre era muy respetada por ser la madre de una shuvani en potencia. El entrenamiento de la niña es progresivo, gradual, bajo tutela o autodidacta. Este aprendizaje podía durar incluso toda la vida. Así pues no todas las gitanas son shuvanis, pero si algunas de ellas. Ellas pueden maldecir o bendecir, curar o hacer que enfermen, no hay unas leyes mágicas que prohíban la magia negra. Se dice que tienen gran habilidad para comunicarse con los espíritus.
Los gitanos son famosos por ser expertos en adivinación, sobre todo leen las palmas de las manos, los posos del té, son cartomantes y tarotistas, usan los dados. Se dice que muchos gitanos nacen con la habilidad para “ver”, por eso son excelentes videntes.
Además como hechiceros se dice que hacen las mejores maldiciones, sobre todo en casos de venganzas. Y se dice que solo la magia gitana puede levantar una maldición impuesta por la magia gitana. Pero también se destaca mucho la magia amorosa.
En España, gran parte de la tradición de magia gitana se ha perdido, pero los gitanos de otras partes de Europa aún continúan ejerciendo como shuvanis, realizando sus propias ceremonias de casamiento, nacimiento y defunción sin acudir a las iglesias.
La ciencia gitana posee muchas supersticiones, predicciones, tabúes y profecías, que forman parte de la vida de los gitanos. Creen mucho en los espíritus, tanto en los de los cuatro elementos conocidos, como en los de las personas. Los espíritus del aire obran por si solos, son independientes y pueden causar daño a los humanos, ya que disfrutan haciendo que los humanos se equivoquen a todo momento. Los espíritus de la tierra son buenos, nobles, amistosos que dan buenos consejos a los humanos. Los espíritus del agua son muy variables, unas veces ayudan a los humanos y otras no y en muchos de los casos son vengativos.
Los gitanos temen muchísimo a los muertos y fantasmas, alguien me comentó que le dijeron a uno que una mujer había muerto en la casa y salió corriendo de allí. La palabra gitana para fantasma o espíritu es mullo. Esta palabra también se refiere a los “muertos vivientes”: los vampiros. Existe una fuerte creencia de que si un gitano muere como resultado de la influencia del mal, después el fallecido se convierte en un mullo, y persigue e intenta atrapar a la persona que le provocó la muerte: a pesar de esto, los gitanos no dudan en dormir en un cementerio si es necesario, ya que creen que solo los gitanos muertos se convierten en vampiros. Un mullo puede aparecerse a un vivo, esto es el muerto viviente, para advertirle de algo, es un mal augurio, significa que algo malo está a punto de pasar.Los payos (guajos o gorgios), no lo consideran así, por lo cual no temen a los fantasmas. También se habla de la insaciable necesidad del mullo de tener relaciones sexuales, al grado de que su viuda llega a 

quedar exhausta.
Los gitanos de ciertas regiones eslavas creen en los hombres lobos. Algunas personas piensan que quien haya llevado una mala vida se convertirá en hombre lobo, mientras otras consideran que los hombres lobos son víctimas a quienes la gente malvada les sustrajo la sangre. Una víctima así poco a poco pierde el poder del habla, y durante la noche se transforma en un lobo que sirve al mal. Podemos ver como todos esos mitos de las películas derivan de la creencia gitana.
Otra creencia dice que la sangre ajena no se debe ni mirar, ni tocar; los hombres están permanentemente a la defensiva de lo que pudiera ser una contaminación, no entrando en contacto con sus mujeres en los periodos menstruales o de pérdidas sanguíneas por nacimientos.
Ante todo debemos decir que las tradiciones antiguas gitanas y las tradiciones de la brujería son muy similares.
La magia gitana posee cuatro leyes básicas, que no hay que violar jamás. Deben cumplirlas todas las shuvanis:
1. La fuerza del deseo
2. Intensa concentración
3. Infinita paciencia
4. Actuar en secreto

No hay comentarios: