martes, 27 de octubre de 2009

Samhain, 31 de octubre, ya queda poco



Esta es una de las fiestas más esperadas por mí, la noche en que vuelven nuestros ancestros, la noche más mágica del año, la noche vieja de las Brujas, la noche en que todo puede pasar, de hecho en esta noche casi siempre he tenido experiencias extrañas, desde chica. 


Es un momento para venerar a nuestros ancestros, a los que ya se fueron, para respetarlos, una noche para pedirles cosas a los elementales, pero hay que tener cuidado porque son juguetones. Una noche de cambio, en la que el ciclo del año se reinicia. Pero también es una noche en la que nos gusta divertirnos y disfrazarnos un poco, nosotros no vamos haciendo lo de Truco o Trato, pero muchas brujas si se ponen sus sombreros de brujas y disfrutan de esta noche con un poco de humor, por que nosotros no vemos la muerte como algo maligno, sino como algo que forma parte del ciclo de la vida y de la naturaleza. Montamos nuestros altares para venerar a los que se fueron, para recordarlos, ponemos fotos de ellos, y símbolos de la muerte y el cambio como calaveritas, velas negras, etc. Y sí ponemos calabazas, porque es una tradición de origen celta, no lo hacemos por diversión, sino porque es una tradición ancestral, y veneramos lo que hacían nuestros ancestros, ellos lo hacían para ahuyentar a los malos espíritus, pues, la noche del 31 de octubre, no todos los espíritus que vienen son bueno.


Divertíos esta noche, pero respetad a los que vendrán…


Esta es una foto que preparé para este Samhain, como siempre me pregunta todo el mundo, os digo que SÍ, la de la foto soy yo.



Este año he comprado estos adornos, son velitas con forma de calabaza linterna.

No hay comentarios: