lunes, 13 de junio de 2011

Algunos rituales de consagración



Me lo váis preguntando así que los voy a poner aquí:



Consagración de objetos rituales

(De Raymond Buckland, wicca sajona)

Traducido por Dandelion

Levanta el objeto, sostenlo en alto como saludo y di:

“Dios y Diosa; Señor y Señora;
Padre y Madre de Toda la Vida.
Aquí os presento mi herramienta personal
Para vuestra aprobación.
Con los materiales de la naturaleza
Ha sido moldeado;
Hecho en la forma que ahora veis.
Ojalá que de ahora en adelante pueda servirme
Como una herramienta y arma, a mi servicio”.


Ponlo en el altar y levántate, o arrodíllate, por un momento con la cabeza inclinada, recordando la construcción del objeto (espada, talismán o lo que sea) y lo que hiciste para personalizarlo; lo que lo hizo realmente tuyo. Entonces moja tus dedos en el agua salada y salpica el objeto. Gíralo y salpica el otro lado. Ahora levántalo y sostenlo en el humo del incienso, girándolo para que todas sus partes queden incensadas completamente. Di:


“Pueda el Agua consagrada y el humo del Incienso Sagrado
expulsar cualquier impureza de este _____________,
que sea purificado y limpiado, listo para servirme a mi y
a mis dioses en cualquier tarea que desee. Qué así sea.”


Sostenlo entre las palmas de tus manos y concentra todas tus energías – tu “poder”—en el objeto. Entonces di:

“Yo cargo este ___________, a través de mí, con la
sabiduría y poder del Dios y de la Diosa.
Que pueda servirnos bien, guardándome del daño
Y actuando en su servicio, en todas las cosas.
Qué así sea.”


Si vas a consagrar otras cosas en este momento, repite lo de arriba con cada uno por turnos. Abre el círculo como sigue. Alza tu nuevo tu herramienta consagrada en tu mano derecha (izquierda, si eres zurdo) y di:


“Gracias a los dioses por su asistencia.
Que puedan ellos siempre vigilarme desde arriba,
Guardándome y guiándome en todo lo que hago.
El Amor es la Ley y el Amor es el Vinculo.
Qué así sea.”


Lleva el objeto consagrado en tu persona, dondequiera que vayas, durante las veinticuatro horas siguientes a la consagración. Entonces duerme con el bajo tu almohada durante tres noches consecutivas.


Ritual para consagrar un Athame o Espada

Si es posible el athame debe consagrarse en contacto con otro athame ya consagrado.

Se deja el athame sobre el pentáculo ( si se puede con otro athame). Se rocía con agua bendita, a continuación se coge y se pasa por incienso y se vuelve a colocar sobre el pentáculo. Se pone la mano derecha sobre el athame (o athames) presionando hacia abajo, y se dice:


“Yo re conjuro, oh athame, por los Nombres de Abrahach,
Abrach, Abracadabra, para que sirvas como fuerza y
Defensa en todas las operaciones mágicas contra todos
Mis enemigos, visibles o invisibles. Yo te conjuro de nuevo
Por el Santo nombre de (Diosa) y por el Santo nombre
De (Dios); te conjuro, oh, athame, para que me sirvas de
Protección en todas las adversidades; así pues ayúdame ahora.”


Ahora rocía de nuevo el athame con agua bendita y pásalo por incienso, ponla sobre el pentáculo y di:


“Yo te conjuro, oh, athame de acero, por los Grandes Dioses
y Dulces Diosas, por la virtud de los cielos, de las estrellas y
de los espíritus que los presiden, para que recibas esa virtud
que me sirva para alcanzar el fin que persigo
en todas las cosas en las que te utilizaré, por
el poder de (Diosa) y (Dios).”


Levanta el recién consagrado athame durante un momento como ofrenda silenciosa al señor y a la Señora. Ahora debes utilizar el athame inmediatamente para volver a trazar el círculo, pero sin palabras.

Si es posible se tendrá un contacto muy directo con el nuevo athame durante un mes, teniéndolo lo más estrechamente posible unido a la piel, guardándolo bajo la almohada, etc. No dejes que nadie toque o maneje ninguno de tus utensilios hasta que se encuentren por completo impregnados de tu aura, es decir, 6 meses o tan cerca de ese tiempo como sea posible.

Este ritual es de origen hebreo del libro La llave de Salomón, pero reformado por Gerald Gardner.


Dinstintos rituales de para la consagración de la comida en un ritual Wiccano


Estos los he reunido con el tiempo:

Banquete simple

De Scott Cunningham, Wicca una guía para el practicante en solitario

Levantando al cielo una copa de vino o de otro líquido entre las manos, diga:

Agraciada Diosa de la abundancia,
Bendice este vino e infúndele tu amor.
En tu nombre, diosa madre, y dios padre,
Yo bendigo este vino (o cerveza, jugo, etc.).


Levantado al cielo un plato de la torta (pan, bizcocho) con ambas manos y diga:

Potente Dios de la cosecha,
Bendice estos dulces e infúndeles tu amor.
En vuestro nombre, Diosa Madre y Dios padre,
Yo Bendigo estos dulces (o este pan).


Consagración de los panes.

Del LDS de Gerald Gardner:

“ Oh! Reina tan secreta, bendice este alimento en nuestro cuerpo, prodiga la salud, la riqueza, la fuerza, la alegría, la paz y la realización del amor que es perfecta felicidad.”


Pasteles y cerveza

De Raymond Buckland, Buckland´s complete book of witchcraft, traducido por Dandelion.

Bruja:

“Ahora es mi momento de dar gracias a los dioses
por lo que me sustenta.
Que pueda siempre ser consciente de
De todo lo que debo a los dioses.”


Coge la copa en su mano izquierda y su athame en su mano derecha y lentamente baja la punta del cuchillo introduciéndola en el vino, diciendo:

“De la misma forma que lo masculino se une a lo femenino,
para la felicidad de ambos.
Deja que la unión de los frutos promueva la vida.
Deja que todo sea fértil y permite que la riqueza
Se extienda por todos las tierras.”


Ella retira el athame y bebe de la copa. Vuelve a colocarla en el altar, entonces toca los pasteles con la punta de su athame, diciendo:


“Esta comida es la bendición de los dioses para mi cuerpo.
La consumo libremente. Dejadme recordarlo siempre
que hay que compartir con los que no tienen nada”.

Ella come un pastel, haciendo una pausa para decir:


“¡Como disfruto de estos regalos de los dioses,
no me deben nada. Qué así sea!”.


BENDICIÓN DE BIZCOCHOS Y VINO (de Starhawk)

La Sacerdotisa y el Sacerdote (o los otros miembros) sostienen un plato de comida y una copa y dicen una bendición sencilla y, a menudo, espontánea:

Toda vida es tuya,
Todos los frutos de la tierra
Son los frutos de tu matriz,
Tu unión, tu danza.
Diosa (y Dios)
Te damos las gracias por tus bendiciones y por la abundancia.
¡Únete a nosotros, festeja con nosotros, disfruta con nosotros!
Benditos sean.

Una pequeña libación puede ser vertida al fuego o la caldera. La copa se pasa por todo el círculo y cada miembro da las gracias por las cosas buenas que han ocurrido desde la reunión anterior. Mientras comen, todos se relajan, se ríen, bromean y socializan, o hablan sobre el ritual y planean reuniones futuras.

Nota: si en vez de vino, prefieres otras bebidas naturales, como es mi caso, puedes optar por estas:

Sabbat: zumo de manzana, jugo de uva, jugo del pomelo, jugo naranja, jugo de piña, té negro, hidromiel ligero, néctar de guayaba, café de canela, té al jengibre, té del hibisco.

Luna llena: limonada, néctar del albaricoque, néctar del mango, néctar de pera, néctar de papaya, néctar del melocotón, té a la menta, té a la rosa, leche.

Consagración de una escoba

De Edain McCoy, Magia y rituales de la Luna

Cuando la escoba ya está acabada, sólo falta que la consagres a tus necesidades mágicas. Debe hacerse en la fase de Luna llena.

Toma la escoba y ponla contigo en el extremo del círculo. Debes llamar a los Guardianes de las Atalayas y a cualquier deidad con la que desees trabajar, ya sabes realiza tu ritual de costumbre antes de la consagración. Presenta la escoba a la Luna, permite que su luz bañe la escoba, llenándola de poder lunar. Si no puedes hacerlo al aire libre o en algún lugar donde divises la Luna, hazlo mentalmente, recordando que la mágica influencia de la Luna puede penetrar el más grueso de los tejados.

Mientras ofreces la escoba a la Luna pronuncia:

“Saludos, Madre Luna, bendice esta escoba mágica, herramienta de mis antepasados, para que pueda usarla con éxito en todos mis ritos”.

Toma la escoba y, caminando dentro del círculo en el sentido de las agujas del reloj (deosil), preséntala a los Guardianes de las Atalayas, solicitando las bendiciones de cada uno de ellos. Las palabras deben salirte del corazón y reflejar lo que sientes por cada elemento. Por ejemplo:

“Poderes del agua y de la brillante profundidad,
Reino que los secretos psíquicos guardas,
Bendice esta escoba con lluvias primaverales,
Bendícela con los ocultos poderes del agua”.

“Poderes de la tierra, oscuros y frescos,
Bendecid esta escoba, mágico elemento,
Bendecid esta escoba que aquí sostengo,
Bendecida la magia que tanto quiero”

“Poderes del aire, del susurrante viento,
bendecid esta escoba que aquí os presento,
para que barra fuera el veneno y el apuro,
para que barra dentro el bendito conjuro”.

“Poderes del fuego, de la luz y del calor,
bendecid esta noche mi escoba con vuestro ardor,
que siempre realice obras de caridad,
hasta que todas mis metas se hagan realidad”.



Ritual para consagrar otros utensilios:

De la Biblia de las Brujas, volumen II. Janet y Stewart Farrar.

Este ritual es válido para consagrar cualquier utensilio mágico excepto espadas y athames.

Coloca el utensilio sobre el pentáculo, pon las mano dominante sobre él, di:

“(Diosa) y (Dios), dignaos a bendecir y consagrar este
(nombre utensilio) para que pueda recibir de vosotros la virtud
necesaria para celebrar todos los actos de amor y belleza.”

Moja el utensilio con agua bendita, y pásalo pro el humo del incienso y vuélvelo a colocar sobre el pentáculo, di:

"(Diosa) y (Dios), bendecid este instrumento preparado en vuestro honor”.

Añade:

“Qué pueda servir para un buen uso y fin en vuestra gloria”.

Rocíalo con agua bendita y pásalo por incienso.

Alza el utensilio como ofrenda al Señor y la Señora. Ahora debes usarlo inmediatamente. Si son más de un utensilio los debes usar todos, cada vez que termines con cada uno haz un saludo con él en forma de triángulo invertido (como el símbolo del primer grado). Para utilizarlos:

Bolline: graba algo en una vela.

Pentáculo, varas e incensarios: exhíbelo a los 4 elementos (el incensario quemando incienso).