viernes, 11 de agosto de 2017

El Tarot como herramienta de autoconocimiento

En muchas ocasiones, tanto aquí en las entradas de este blog, como en redes sociales os he dicho que el Tarot es una herramienta de autoconocimiento, y en muchos casos, las personas que llevamos tantos años echando las cartas, que tenemos muchas barajas, y que pasamos tardes relajadas con nuestras cartas, las solemos usar más para el autoconocimiento que para ver el futuro.


Muchas personas piensan que el Tarot y los oráculos son herramientas exclusivas para ver el futuro, pero se olvidan del presente, de lo que está pasando ahora, porque están pensando constantemente en lo que podría venir del exterior, o en lo que podrían hacerles otras personas, se olvidan de mirar hacia dentro, y de pensar en qué podrían mejorar personalmente, en qué se están equivocando, o inclusive, en qué son buenos y que puntos positivos de sus habilidades o de su personalidad pueden ayudarles en la vida. Es aquí donde vemos, que el Tarot puede ser una herramienta de autoconocimiento.

Cuando llevamos mucho tiempo usando las cartas, inevitablemente nos damos cuenta de esto, porque en la mayoría de las ocasiones nos hablan de nuestros puntos fuertes y de nuestros puntos débiles, o nos cuentan una historia donde nos dicen que sí seguimos haciendo algo en concreto, o comportándonos de una manera, saldrán las cosas bien o mal, recogeremos los frutos. Es un poco como si nos riñeran o nos dieran la enhorabuena.


¿En que pueden ayudarnos las cartas como herramienta de autoconocimiento?

No solo es que ellas nos digan ese tipo de comportamientos que no están bien en nuestra actitud, es que también nosotros podemos preguntarles cuales son nuestros puntos débiles o fuertes en cuanto a algún aspecto de nuestra vida, o frente a una tarea o proyecto que estamos realizando, para que todo salga bien. 

Se suele decir que al principio nuestro ego hace que no aceptemos lo que nos dice el Tarot, porque si nos dice que estamos haciendo algo mal, o comportándonos como niños pequeños, lo negamos, no nos gusta, pero con el tiempo esto deja de pasar, y de negarlo, pasamos a sorprendernos, porque nos explica paso por paso, cual es nuestro modo de actuar, y que lo que nos ocurre es por una razón, ejemplos: porque somos sensibles, demasiado buenos, materialistas, nos estamos comportando como adolescentes, nos queremos lanzar de golpe, etc, y ahí vemos que comportamiento tenemos que cambiar.


Preguntas posibles para usar como herramienta de autoconocimiento son:

¿Qué actitudes tengo que cambiar para conseguir mi meta?
¿Cuáles son mis puntos fuertes respecto a (tema o proyecto)?
¿Cuáles son mis puntos débiles respecto a (tema o proyecto)?
¿Qué he hecho mal para que (proyecto) no haya funcionado?
¿Qué debo tener en cuenta para que (proyecto) funcione?
¿Qué es lo bueno que aporto a esta relación?
¿Qué es lo negativo que aporto a esta relación?
¿Qué carencias hay en esta relación?
¿Por qué esta persona no me entiende/acepta?
¿Qué actitudes tengo que cambiar para que mi vida sea mejor?
¿En que tengo que trabajar para ser mejor persona?
¿Por qué padezco tanta ansiedad?
¿Qué actitudes de mi persona afectan negativamente a otros?
¿Qué actitudes de mi persona ayudan a otros?
¿Qué actitudes están frenando mi avance?
¿Qué bloqueos tengo que vencer?
¿Qué miedos tengo que vencer?
¿Qué aspectos de mi sombra tengo que enfrentar?
¿Cómo puedo ser más fuerte emocionalmente?
¿Por qué no consigo relajarme?
¿Cómo puedo ser mejor madre/hija?

Esto son solo ejemplos, pero quería daros una idea de que tipo de preguntas pueden ayudaros a trabajar con el Tarot como herramienta de autoconocimiento, autoayuda y autoaprendizaje. Os sorprenderéis muchísimo al usarlo de esta manera, porque reconoceréis muchas cosas que hacéis. Es muy interesante y gratificante, y se aprende mucho.

Espero que esta entrada os haya gustado y os haya ayudado.
Es un texto original de Dandelion, todos los derechos reservados.

No hay comentarios: