sábado, 4 de febrero de 2012

Coacción a un santo




Aunque parece el título de alguna película de Holliwood, en realidad es algo sobre lo que últimamente he estado reflexionando. Alrededor mío, supongo que como al rededor vuestro, casi todos son católicos, y no puede entender la manera en la que amenazan a sus Santos para conseguir cosas a cambio. Nosotros los paganos no hacemos esas cosas, para nosotros, primero, los dioses no son seres distantes, y segundo, nunca los amenazaríamos, yo pienso que al revés, les tenemos amor y cariño. No entiendo como una mujer que dice tener una fe grandísima hacia un Santo, puede amenazarlo o hacerle algo que puede resultar molesto, para que cumpla sus exigencias.

Ejemplos, el típico de atarle los huevos a San Cucufato, cuando pierden algo, cogen un pañuelo y hacen un nudo y dicen: “San Cucufato, los huevos te ato, como no me lo encuentres no te los desato”. Y dicen que si, que encuentran rápidamente lo perdido, no es para menos, ja ja ja.

Otro ejemplo es el de poner boca abajo a San Ramón no nato, cuando una mujer se pone de parto, para que le ayude en el parto, y algunas le tienen una fe tremenda y lo quieren muchísimo, y luego lo amenazan con que si el parto no sale bien se quedará boca abajo.

También suelen poner la estampa de San Antonio boca abajo y taparla con una tela roja, para que les ayude a encontrar un novio.

Y muchos más ejemplos que habrá que yo no sé. Pero no me parece adecuado.



4 comentarios:

Anónimo dijo...

jajajajaja. no sabia que la gente hacia esas cosas..como para que no se le cumplan los pedidos despues de tanta amenaza..

Tenebria dijo...

No me lo habia planteado, pero es verdd, que poco respeto tienen hacia sus santos pra tratales de eso modo. Menos mal que los paganos no hacemos esas cosas, sino que cuando queremos algo realizamos ofrendas y devociones para que nos favorezcan si han quedado complacidos con nuestro obsequio.

BirkenHexe dijo...

solo espero que si el paganismo va a más como queremos, no haya paganos desaprensivos que acaben haciendo estas cosas

sallpi dijo...

Puf, qué horror y qué surrealista. Si me permitís una precisión, según lo que conozco sobre religión: ese tipo de cosas no son de la Iglesia Católica sino que provienen de infiltraciones externas de malos católicos, es intentar hacer magia con elementos católicos. Basta preguntarlo a cualquier sacerdote y dirá que ese tipo de cosas pueden ser incluso pecado, porque encierran una voluntad de poder sobre el porvenir. A los santos hay que rogarles para que intercedan ante Dios, y para rogar hay que ser humildes, no exigir sino solicitar, y siempre aceptando el que pueda no ser obtenida la gracia, porque antes hay que preferir la Voluntad de Dios que la gracia que se pide. Si alguien hace esas cosas, en primer lugar no tiene formación y cultura religiosa, y en segundo lugar no cumple con el deber de consultarlo a un sacerdote, porque una cosa tan rara, canta enseguida que ahí hay algo raro. Es una distorsión del Catolicismo, como la santería y cosas así. Lo que dice la doctrina no es eso, sino que no hay que exigir sino pedir con humildad, y aceptar con alegría y amor lo que Dios te dé, sea lo que sea, porque Él sabe más y nos da siempre lo mejor, aunque sea una cruz dolorosa, y que en el Cielo nos enteraremos de por qué todo fue bueno para cada uno. Así es como se trata a los santos en la Iglesia, no de esa otra forma tan chirriante. Un saludo :)