jueves, 12 de julio de 2012

Ideas para una vida más ecológica



He reunido una serie de medidas que todos podemos intentar llevar a cabo para tener una vida más ecológica y ayudar al planeta y a nosotros mismos.

Reciclar los residuos del hogar (ayudarás a mantener limpio el medio ambiente, no solo por los residuos sólidos, también se emitirá menos CO2).

Comprar frutas y verduras ecológicas, o plantarlas en un huerto (mantendrás tu organismo limpio de toxinas y productos químicos).

Comprar electrodomésticos que consuman menos. (Cuanta menos electricidad se consume, menos CO2 se emite).

Instalar placas solares en vez de usar gas butano (cogen la energía directamente del sol).

Seguir una dieta que produzca menos CO2, esto quiere decir consumir productos que necesiten un menor volumen de recursos y generen una menor emisión de CO2 y metano: Consumir menos carne, menos productos que se transporten desde lejos, que requieran un embalaje complejo. Y en cambio comprar más en mercados locales, productos frescos y de temporada, no consumir productos procesados.

Tapar las ollas al cocinar (se pierde menos calor, se consume menos energía).

Apagar los televisores completamente, si los apagas con el mando, el pilotito rojo sigue encendido, y consumen energía las 24 horas. También apagar los ordenadores y otros electrodomésticos que no estés usando. (Menos energía, menos emisiones de CO2).

Cambiar las bombillas normales, por las de bajo consumo, puede parecer una tontería a estas alturas, pero en algunos sitios siguen vendiendo bombillas de las antiguas y la gente las sigue comprando.

Usar menos el coche, y más el transporte público. En trayectos cortos es ideal usar la bicicleta o incluso ir andando. Así no contaminarás.

Revisar los neumáticos, si la presión de los neumáticos de tu coche no es la adecuada, el coche consumirá más combustible y por tanto liberará más CO2.

Cuando vayas a la compra, usa bolsas de tela, así evitarás contaminar la tierra con los miles y miles de bolsas que antes tirábamos a la basura.

Reducir los residuos: no solo reciclarlos, sino reducirlos usando envases de menos volumen, si vas a comprar un refresco compra la botella grande, en vez de latas o botellitas, que generan más residuos.

Consume menos agua: dúchate en vez de bañarte, cierra el grifo mientras te lavas los dientes o friegas los platos.

Intenta consumir menos papel, por ejemplo si imprimes, hazlo a doble cara y gastarás la mitad de folios.

Si tienes un terreno, planta árboles, un solo árbol absorbe una tonelada de dióxido de carbono durante toda su vida, imagina si plantas varios.

Cuidar de los bosques: no hagas ninguna acción que pueda tener riesgo de incendio en un bosque, lo árboles consumen el CO2, hay que evitar que ardan, y también hay que evitar la deforestación.





2 comentarios:

Daniel dijo...

Muy buen post, felicitaciones!!

BirkenHexe dijo...

Muchas gracias