domingo, 21 de noviembre de 2010

Luna del Duelo (Noviembre)


También se llama Luna del luto. El ritual gira en torno al recuerdo de los seres queridos, tanto seres humanos como mascotas. También si quieres ponerte en contacto con el mundo espiritual, este es el momento (aunque los wiccanos solemos dejar en paz a los difuntos, a menos que sea algo muy importante). Puedes meditar sobre el ciclo de la vida y la muerte, la fragilidad de la vida, el renacimiento.

Para decorar puedes usar colores otoñales, hojas secas. Pero ya no se usan frutos porque se considera que la cosecha ha terminado, ahora se acerca el invierno. Sobre el altar puedes poner recuerdos de tus seres queridos que ya se fueron.

En la casa, se pone todo en orden para la llegada del invierno. Tanto en temas de alimentos, por ejemplo, si te gusta hacer conservas, u organizar tu despensa herbal. Como todo lo referente a la prevención del frío en el hogar, es buen momento para conseguir un calefactor nuevo o la leña para la chimenea.

Es un Esbat muy tranquilo, me gusta leer historias y poemas de difuntos y fantasmas, para esto son muy buenos autores como Gustabo Adolfo Bécquer, Edgar Allan Poe, Guy de Mopasant.

Si invitas a algún difunto a tu ritual, no olvides despedirlo cuando termines. Pero lo mejor es saludar a estos difuntos, más bien al comienzo del ritual.

Es buen momento para hacer meditaciones que nos ayuden a reflexionar.

2 comentarios:

Willowgreen dijo...

Hola;
Antes de nada decirte que me ha encantado como tienes el blog. Hacía mucho que no me pasaba por él. Aunque no te haya comentado nunca siempre le echo un ojo.
Yo hoy no voy a hacer ningún ritual, porque no estoy en mi mejor momento (mi amiga de rojo se resiste a venir y estoy hecha polvo), pero si encenderé mi velita (como en todos los esbats) y haré una pequeña meditación.
Muchos besos y feliz Luna de Duelo.

Velkhanos dijo...

Hola, Ddandelion,
Yo quería recalcar algo q has escrito: q los wiccanos solemos dejar tranquilos a los difuntos a menos q sea importante.
Demasiado a menudo les llamamos por cualquier trivialidad y olvidamos q se supone q tienen q pasar al otro lado de forma feliz. Dificilmente podrán hacerlo si recurrimos a ellos cada dos por tres.